Archivos de la categoría Cultura y tradiciones

Revisando la cultura de México a través de sus platillos

Revisando la cultura de México a través de sus platillos

Son pocos los países que cuentan con el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco), colocando a su gastronomía como patrimonio cultural de la humanidad.

Este honor le tocó nada más y nada menos que a la República Mexicana. Por ese motivo, haremos un recorrido por sus platillos más tradicionales, de modo que si no has tenido la suerte de visitar este bello país, al menos podrás imaginar los olores y sabores que salen de sus cocinas.

Iniciemos con el pozole, este platillo se origina dentro de la cultura prehispánica, pues en aquellos días los indígenas mesoamericanos servían un caldo de maíz para conmemorar ciertas fechas importantes. Sin embargo, con la llegada del ejército español, la receta se fusionó y se le adicionaron ingredientes propios de la península ibérica, mismos que hasta la fecha eran desconocidos por los nativos. Por ejemplo, la carne de cerdo.

En México, es muy común que los comensales lo disfruten en el mes de septiembre (sobre todo en los días en los que se celebra un aniversario más del inicio de la lucha de independencia).

En lugares como Jalisco el pozole es rojo y puede ser tanto de cerdo como de pollo. En otras entidades federativas como en el caso de Guerrero, le puedes agregar aguacate y pedazos de chicharrón.

Sin que abandonemos el sureste de México, es momento de hablar de las Carnitas propias del Estado de Michoacán.

Se trata de diferentes tipos de carne de cerdo, las cuales son freídas en manteca. Por lo regular la carne se marina en un poco de jugo de naranja, no solamente para suavizarla, sino para aportarle ese delicioso sabor.

La mejor forma de disfrutarlas es en taco. A este le puedes agregar la salsa de tu preferencia, cilantro y un poco de cebolla picada.

¿Qué sería un tour gastronómico sin mencionar los tamales? Una vez más nos encontramos con un platillo que fue inventado antes de la conquista. En cada zona del país son distintos, pues la gente utiliza diferentes rellenos. Sin embargo, la forma de prepararlos es prácticamente la misma en todas las latitudes.

En medio de la masa se coloca el relleno y después este preparado se coloca dentro de una hoja de maíz o de plátano. Posteriormente, los tamales son llevados a una vaporera en donde se cocinan lentamente.

Los hay salados (rellenos de cerdo o pollo) y dulces (con mermelada o uvas pasas). Su popularidad ha sido tanta que ahora los puedes encontrar hasta en los supermercados. El complemento idóneo para este platillo es un jarrito de atole.

Vayamos ahora al norte del país, lugar del tradicional Cabrito. Se trata de la cría de la cabra, misma que es rostizado a las brasas, de modo que los jugos permanezcan en la carne. A diferencia de otros platillos, éste se suele acompañar con tortillas de harina recién hechas y guacamole.

También hay quienes colocan como guarnición un cucharón de frijoles negros.

Finalmente los tacos al pastor son un símbolo de la capital. Se comenta que es una variación de un platillo que trajo a México la comunidad árabe que radicó principalmente en el estado de Puebla.

La carne de cerdo se coloca en forma de trompo y se cocina lentamente. A estos tacos se les agrega cilantro, cebolla y por supuesto piña.