Historia de terror Sala 13

Trabaje por algún tiempo en una de esos complejos de multicinemas, en la cual son muchas las salas de proyección, así pasaron varios meses en mi trabajo, un trabajo que me daba oportunidad de seguir con mis estudios, por la facilidad del horario, con lo que me ayudaba económicamente hablando, la última de las salas era la numero 13, pero desde que llegue, me dijeron que esa sala no se tomaba en cuenta, ni para el aseo, ni para mantenimiento que todas las demás salas necesitan constantemente.

Algo que me dio curiosidad, en una de esas ocasiones, en las que llegue muy temprano, debido que las clases en mi universidad, se habían cancelado, nadie más de mis compañeros estaba y yo era de los que tenía llaves del complejo para abrir, así que decidí entrar para adelantar labores, algo muy raro sucedió, que al llegar al pasillo de las salas, al final vi a muchas personas que a lo lejos, no se les alcanzaba a ver sus rostros, todos entrando a la sala, como cuando hay una emergencia.

Corriendo llegue a la sala, para ver si no había algún problema, nunca pensé, en el motivo que me prohibieron de entrar a la sala, al entrar, todo estaba oscuro, y de pronto empezó una proyección en blanco y negro, algo que me llamo mucho la atención, ya que nunca habíamos proyectado de ese tipo de películas, al voltear a las butacas, todos los espectadores me veían a mí y no a la película, pero con las sombras de la película a lo lejos me di cuenta que los ojos se les veían blancos y cuando aluce con mi linterna, vi algo aterrador, todos estaban quemados y se me quedaban viendo, quise correr, pero me tropecé, empecé a gritar, pero con la película a todo el volumen, nadie me escucharía jamás.

Historia de terror Sala 13

En eso tirado en el suelo, me doy cuenta que ya son muchos los que me siguen, y uno de ellos me tomo por el tobillo, grite, pero en eso desperté, me había quedado dormido en la sala de espera del complejo de cines, todo había sido una terrible pesadilla, cuando de las conté a mis amigos, todos se voltearon asustados, y uno de ellos el que más amistad tenia, me dijo, ese sueño a todos nos ha pasado, y averiguamos que en realidad, hace muchos años, cuando recién el cine abrió, esa sala la numero 13, se quemó con toda la gente adentro, desde entonces la clausuraron. Fue un alivio darme cuenta que esa historia de terror solo había pasado en mi imaginación.